Home / BLOG / El poder de la mente del MAGO BATELEUR MAGICIAN del Tarot

El poder de la mente del MAGO BATELEUR MAGICIAN del Tarot

El mago del Tarot con su sombrero en forma de infinito nos recuerda la importancia del pensamiento, dado que éste crea y el primer principio hermético confirma: todo es mente…..

El pensamiento positivo nos ayudará a mejorar y atraer situaciones favorables a nuestra vida mientras que los pensamientos negativos nos atraerán todo lo contrario. De ahí la importancia de poner orden en la mente y seleccionar los pensamientos que nos interesan.

Los antecedentes históricos del personaje del Mago o Prestigidator, hay que buscarlos en los vendedores ambulantes o feriantes de la época medieval, que se dedicaban al comercio. Nos muestra una mesa con una serie de objetos que podríamos considerar mágicos: una carta, unos dados, una bolsa misteriosa de la que irá extrayendo raros objetos y sobre todo una varita mágica que sujeta con su mano izquierda, así como también una serie de monedas esparcidas sobre la mesa así como otra que tiene en su mano derecha.

El mundo de las ventas se basa precisamente en despertar la ilusión al cliente y su impulso a la compra, y es como un acto de magia, ver cómo el comprador puede imaginarse lo bueno que puede llegar a ser dicho producto. Una ópera de Donizzeti titulada “El Elixir d amore”  ilustra este proceso, mediante el cual la persona que está convencida de algo, termina por comprar, creyendo que lo que tiene es algo mágico y extraordinario.

De hecho en esa ópera es palpable el poder de la mente, que se deriva al estar la persona convencida de algo, ya que el personaje Dulcamara, o feriante, vende una pomada para quitar el dolor que es inocua, pero que el comprador, al estar convencido que funciona de verdad, su propio poder mental termina por hacerle desaparecer el dolor, así como un elixir para conquistar a la persona amada. Es lo que llamaríamos sugestión o auto hipnosis.

El mercader o feriante se desarrolla  a partir del siglo XII, teniendo  a veces un taller y aprendices a su servicio. Los mercaderes ambulantes iban de castillo en castillo, de ciudad en ciudad. En las ciudades, los comerciantes organizaban ferias, y en ellas compraban tanto señores como campesinos quienes usaban la moneda para adquirir las mercancías. El truque o intercambio de productos fue reemplazado por este sistema, que se incorporó definitivamente al mundo del comercio

T01

Sin duda el Mago del Tarot maneja dinero y nos enseña el valor del comercio.

El auge del uso del dinero llevó también a la aparición de vendedores de falsas reliquias, monederos falsos, tramposos y malhechores que intentaban escapar a la justicia, mostrado su cabello cortado en forma de tonsura y afirmando que sólo podían ser juzgados por las autoridades eclesiásticas.

Eso también sería el significado en interpretación de la carta de Le Bateleur: el jugador tramposo, el vendedor sin escrúpulos que engaña a la clientela. La inclinación de su mirada que la aleja de la mesa y la posición de las manos, indicaría el hecho de desviar la atención del espectador.

Otra habilidad a tener en cuenta del vendedor medieval, es su habilidad a la hora de recitar poemas, o hablar para explicar las cualidades de sus productos, y así convencer al posible comprador. De ahí que se considere también al Mago en el Tarot, como una persona de especial habilidad a la hora de hablar y convencer.

 La característica psicológica del personaje del Mago sería, ante todo, la confianza en sí mismo, el poder de convencer. Para ello manejará el pensamiento positivo. El primero que tiene que estar convencido de que algo es bueno tiene que ser el mismo.

Es una persona llega de confianza y una buena elocuencia, habilidad para comunicar sus ideas que lo hará con ilusión y entusiasmo.  Ahora,  cuando sale la carta del Mago invertida, revela falta de seguridad en uno mismo, dudas, falta de auto estima y de decisión.

 

Por otro lado también podría indicar que el pensamiento es dirigido hacia un lugar inadecuado, en lo que podríamos definir como trastornos obsesivos compulsivos. La persona tiene un pensamiento fijo en mente y no es capaz de desprenderse de él. De modo que puede convertirse en comportamientos adictivos: tics, costumbres o manías repetitivas, que pueden conducir a una psicopatía.

Por ejemplo si el Mago apareciera invertido al lado de una figura como la Emperatriz podría indicar que la mirada del primero se dirige de abajo hacia arriba, hacia la falda de la mujer, revelando un deseo o pensamiento sexual, que puede llegar a convertirse en un acosador, dado que sería en este caso un pensamiento negativo obsesivo.

El Mago revelaría a una persona que tiene falta de identificación. Hoy día, vemos la gran cantidad de jóvenes, chicos y chicas, que se sienten bisexuales y que en realidad no lo son. No es un conflicto sexual sino de identidad.

Destaca en la lámina del Mago el sombrero en forma de ocho horizontal, signo de infinito, indicando el poder creativo infinito de la mente. Todo lo que pensamos podemos convertirlo en realidad. De ahí que cuando este arcano nos aparece al derecho hablaríamos de una persona inteligente, con buena capacidad de ingenio y comprensión para poder resolver los problemas.  Una gran ilusión y ganas de vivir que llevan a la persona a iniciar diferentes aspectos en su vida. El hecho de que el arcano lleve el número uno,  ya nos anuncia el comienzo o el inicio de algo.

El signo de infinito nos indica que todo es posible, en contraste con lo que sería finito o limitado. Así pues, el arcano nos enseña a no ponernos limites, a abrirnos a la idea que todo puede suceder, y cuando la persona comienza a pensar de esta manera entra en lo que llamamos la magia de la vida; a la persona comienzan a sucederle cosas sorprendentes, aparentes casualidades o coincidencias que descubre que son en realidad sincronicidades, la aparición de las personas que estaba buscando o de las oportunidades que se presentan mágicamente.  En definitiva, la persona empieza a aceptar que todo es posible. De este modo se superan las creencias limitantes, las carencias y la forma de pensar condicionada por familiares o la propia sociedad.

Cada vez que pensamos en que algo no es posible, lo que hacemos es cerrarnos a la aparición de la magia en nuestra vida. De ahí el nombre del arcano: Le Bateleur, el ilusionista o mago.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo.

Más información